Personas interesantes

viernes, 18 de abril de 2014

Carpe diem



El Museo Nacional de Arte Romano (MNAR), en Mérida, es uno de esos lugares a los que siempre se vuelve. Y siempre se encuentra algo nuevo. Y siempre hay un motivo que te conduce de nuevo allí.

Esta vez buscaba -y encontraba- algunos datos relacionados con el culto a Mitra en la Lusitania, que dejamos para otra ocasión. Pero deambulando por el fabuloso edificio de Moneo, no dejaba de sentir la mirada vacía de tantos bustos pétreos que, congelados en el tiempo desde hace siglos, parecían tener algo que contar.

Cada vez que me detengo ante una de estas imágenes no puedo dejar de pensar en aquella escena de El Club de los Poetas Muertos (Death Poets Society. Peter Weir, 1989) que hizo popular la famosa locución latina que da nombre a esta entrada.

Si no la recuerdas, no dejes de verla aquí.

Después de ver el vídeo, invierte unos segundos en mirar fijamente cada una de las imágenes.











Carpe diem!, les decía el profesor Keating a sus estudiantes, citando a Horacio.

Aprovecha el momento, vive el día, cumple tus sueños, haz de tu vida algo extraordinario...


Carpe diem quam minimum credula postero  (Horacio. Odas I, 11)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails